(01)286-5364 / (01)6377654
+

¿Cómo cuidar tu salud mental después de la cuarentena?

Actualmente existe cierta incertidumbre sobre cómo funcionará el mundo después de la cuarentena. Todos los aspectos de nuestra vida como el trabajo, los estudios y las reuniones sociales cambiarán; ya no conocemos las reglas del juego, ahora todo es nuevo y eso produce angustia. Debemos adaptarnos para poder lograr nuestros objetivos. A continuación, te presentamos 6 consejos para cuidar tu salud mental en esta etapa de adaptación:

  1. No entrar en pánico: el pánico es el virus más grave que puede afectar a los seres humanos porque genera angustia. Debes tomar todas las medidas recomendadas para la prevención de esta y, además, trabajar en tus herramientas de gestión de emociones para prevenir que tu salud psíquica sea infectada por el pánico, la desesperación y la ansiedad.
  2. Tener fuentes confiables de información: existe un exceso de información de variada intensidad y muchas veces redundante, que la recibimos por todos lados, que impacta negativamente en nosotros y produce efectos colaterales. Lo más útil que puedes hacer es encontrar fuentes confiables de información como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o la Organización Mundial de la Salud.
  3. Tener un propósito de vida: la incertidumbre y el temor van a estar presentes por mucho tiempo, y el tener una visión y un propósito de vida en estas circunstancias limitantes nos da la esperanza que nos mantiene vivos a todos; nos da sentido, y si bien no disuelve el malestar, hacer planes a futuro hará que puedas sobrellevarlo mejor.
  4. Mantener y crear nuevos vínculos: la conexión humana es el centro del bienestar humano y, en este contexto, se nos presenta una oportunidad para reconocer la importancia de las relaciones para nuestra salud. Usa y aprovecha la tecnología para tu bienestar.
  5. Buscar ayuda adicional: si sientes mucha ansiedad, tristeza, pánico, irritabilidad, desesperanza u otras reacciones que se prolonguen y que estén impactando negativamente tu trabajo o tus relaciones interpersonales/familiares, debes consultar con un profesional de salud mental capacitado y experimentado.
  6. Mantener la misma rutina: volver a la rutina es una de las recomendaciones que han realizado todo tipo de organismos especializados en psicología con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es importante, ya que, una vez finalizado el periodo de reclusión, debes mantener el mismo ritmo para rendir en el trabajo y en los estudios.

Esperamos que estos 6 consejos te sean útiles para mantener la tranquilidad y estabilidad emocional en esta nueva etapa.

María José Bellido