(01)286-5364 / (01)6377654
+

El trabajo en equipo y la familia

Constantemente estamos rodeados de diferentes equipos y lo ideal es sacar el máximo potencial de cada uno de estos. Mi primer equipo es mi familia; el segundo, mis amigos; el tercero, mi trabajo y el cuarto, la comunidad. Dicho esto, creo que el desafío es: ¿cómo sacar el máximo potencial de nuestros equipos? A continuación, mencionaré algunos valores no negociables para encontrar ese potencial.

Escuchar: la escucha activa implica estar atentos. Escuchar no es solo una cuestión biológica, si queremos lograr una buena comunicación con los demás el primer paso debe ser conocer la diferencia entre oír y escuchar; oír es percibir sonidos, mientras que escuchar es prestar atención a esos sonidos. Hay que estar atentos al lenguaje verbal y no verbal. Aprender a escuchar tiene muchos beneficios, ya que así se va a generar la empatía en tu equipo.

Tener una comunicación que inspire: es mejor tener 10 gramos de inspiración que 1 kg de control. La inspiración se logra cuando uno actúa, con el ejemplo, cuando uno no solo demanda. La comunicación asertiva se da cuando uno aprende a controlar sus emociones y busca el momento adecuado para comunicar las cosas.

Humildad: este valor abre puertas, la soberbia las cierra. La humildad es la capacidad para poder reconocer las habilidades y capacidades de otras personas. Esta es necesaria para poder tener empatía y toda la disposición de escuchar al corazón de tu equipo.

Integridad: está relacionada a la honestidad. No hay nada más valioso para un equipo que ver a su líder siendo honesto, sincero, genuino y auténtico. Ver coherencia entre lo que piensa, dice y hace.

Conocernos: cada ser humano es distinto. El conocernos como personas va a darle mucho valor al equipo, más allá de los resultados numéricos que pueda tener.

Tener reglas claras: constantemente debemos recordar cuáles son nuestras reglas: la puntualidad, el trato, el poder discrepar pero con respecto. Esto es muy importante, ya que evita conflictos.

Llamadas de atención: estas siempre deben ser comunicadas a solas y sin ira, burla ni enojo. Estas son críticas constructivas que deberían inspirar a mejorar.

Visión: constantemente debemos recordarle a nuestro equipo cuál es nuestra visión: ¿Por qué estamos aquí y juntos? ¿Qué es lo que queremos hacer? Hay circunstancias muy difíciles y el simple hecho de recordar el propósito de lo que se quiere hacer, le devuelve el aliento al equipo.

Entusiasmo: todo cae bien con una sonrisa. Siempre tenemos que mantener el entusiasmo, la alegría, la motivación y el buen ánimo, esto es importantísimo para vivir en un ambiente armonioso.

Trabajar en equipo es una competencia que absolutamente todos tenemos. Todos podemos trabajar en equipo, pero, por supuesto, es un proceso que puede ir mejorando poco a poco.

Finalmente, quiero decirles que la familia es la base más sólida de la sociedad, hay que fortalecer los vínculos en la familia porque esto ayuda a superar con mayor facilidad los obstáculos del día a día. Esfuércense siempre en el trabajo funcional de sus familias, es fundamental para el ser humano tener un hogar seguro, de aceptación y de amor, no de rechazo y burlas, donde cada miembro pueda expresarse libremente.

Ana Sayán

Family T-Coach

Ana Sayán
Latest posts by Ana Sayán (see all)