(01)286-5364 / (01)6377654
+

La importancia de la vitamina C

*La información de este artículo es relevante y actualizada.

Partamos de que la vitamina C (ácido ascórbico) es un nutriente esencial. Esto significa que de ninguna manera nos puede faltar en las concentraciones adecuadas. Los humanos, los cobayos, lo primates y algunos murciélagos, no sintetizan su propia vitamina C. La participación de esta vitamina es vital en las diferentes reacciones metabólicas del organismo; tiene múltiples y vitales funciones:

  • Es un poderoso antioxidante, puesto que neutraliza a los radicales libres, causantes de la oxidación metabólica.
  • Participa en la síntesis del colágeno (componente esencial en la estructura de la piel, articulaciones, vasos sanguíneos, etc.), en una reacción metabólica denominada hidroxilación de la prolina que forma la hidroxiprolina que, a su vez, logra el entrecruzamiento de las fibras colágenas.
  • Optimiza el funcionamiento del sistema inmunológico, por este motivo es que la absorción de vitamina C (AA) en las células del sistema inmune, es mayor que en todo el resto de las células. Da mayor protección contra el stress oxidativo a los neutrófilos. Mejora el mecanismo de migración de las células inmunes al lugar de la infección.
  • Tiene acción antiinflamatoria asociada a la reducción de las citoquinas proinflamatorias: factor de necrosis tumoral, interferón-23 y la proteína C reactiva.
  • Mejora la cicatrización de las heridas, fracturas y hemorragias.
  • Contribuye en las reacciones metabólicas en la producción de hormonas a nivel suprarrenal. Es necesario tener un buen nivel de vitamina C, puesto que cuando aumenta la actividad suprarrenal por stress, disminuye la concentración de esta vitamina.
  • Actúa como cofactor de las enzimas que participan en la síntesis de neurotransmisores en la regulación de la expresión genética.
  • Facilita la absorción de hierro a nivel intestinal.
  • Al disminuir el stress oxidativo, ayuda al tratamiento de los cuadros de cáncer, puesto que las células cancerosas consumen mayor cantidad de vitamina C.
  • La deficiencia de vitamina C produce escorbuto (lesiones en las mucosas), fatiga, dolor articular, petequias, sangrado de las encías, facilidad para desarrollar hematomas, retraso en la curación de heridas. Estos síntomas se manifiestan cuando la deficiencia es marcada, lo que vale destacar es que, si no tenemos niveles adecuados de esta vitamina, no se realizan adecuadamente las reacciones metabólicas en las que participan ocasionando una serie de desarreglos orgánicos de los cuales no siempre vamos a tener síntomas.
  • La ingesta diaria recomendada (IDR) es de 75-90 mg/dl.
  • Está demostrado que la población mundial ingiere 20% menos de la vitamina C requerida, y este porcentaje es aún más alto en algunos sectores de nuestro país, por lo que es necesario suplementarse habitualmente.
Dr. Marco Villafuerte
Latest posts by Dr. Marco Villafuerte (see all)