(01)286-5364 / (01)6377654
+

Tips para no enfermarnos en invierno

El cambio de estación de verano al otoño puede traer complicaciones para las personas que padecen afecciones respiratorias crónicas. Por ello, estas personas deben ser las más precavidas y evitar cualquier tipo de malestar. Es por esto, y debido a la situación actual, que debemos ser cuidadosos con nuestra higiene personal y mantener una distancia prudente con los demás. A continuación, les presentamos 6 tips para no enfermarse:

  1. Debemos lavarnos las manos con mucha frecuencia y durante 20 segundos para eliminar posibles gérmenes. Además, se recomienda no tocarnos la nariz, boca y ojos sin tener las manos limpias, de esa manera, impedimos la propagación de posibles agentes patógenos.
  2. Evitar tener contacto con personas que hayan cogido un refriado o algún virus. También, debemos mantener la higiene del hogar; se recomienda ventilar la casa, barrer, cambiar cada semana las sábanas de la cama y limpiar los filtros del aire acondicionado.
  3. Dado los cambios de temperaturas entre interiores y exteriores, la mejor opción de prevención es vestirnos con ropa adecuada para cada ambiente evitando el frío en las calles; las casacas que corten el viento serán los mejores aliados para los días de humedad intensa y llovizna.
  4. Hacer ejercicio y mantenernos en forma ayudará a nuestro sistema inmunológico a ser más fuertes y sanos para poder afrontar de buena manera cualquier resfrío. Busca ejercicios en línea y realízalos en tu casa por lo menos 30 minutos al día.
  5. En otoño y en invierno los días son más cortos, hay menos luz y actividades por realizar. Esto puede generar un desequilibrio químico en el cerebro, lo que puede derivar en depresión. Si nos encontramos en situaciones difíciles, la ayuda profesional es la mejor medicina para curar los sentimientos diarios de tristeza.
  6. El invierno se convierte, para muchos, en la estación en la que menos activadas realizamos por culpa del frío. Las bajas temperaturas, sumadas a la inactividad, pueden afectar tu salud aumentado las posibilidades de enfermarse. Por ello, el truco está en no dejar de hacer cosas por culpa del invierno, por ejemplo: tomar un café, hacer postres en casa, tomar fotografías con el cielo nublado, etc.

Aprende a disfrutar las estaciones más frías de manera eficiente y cuida tu salud a través de la prevención para no adquirir resfríos.

María José Bellido